La chica de la luz

Enciende tu vela interior.

“Miss light” o “La señorita luz” como me decía el otro día en un mensaje un amigo. (Una estupenda persona por cierto)

La chica de la luz a ratos también se apaga, debe ser que las pilas no son alcalinas.

Hablando en serio, es algo normal sentirse apagado en ocasiones, en la vida a menuda nos suceden situaciones que nos dejan en jaque, bien porque las experimentamos nosotros en primera persona, bien porque a veces vemos como les suceden a persona de nuestro alrededor.

Podemos tener problemas de salud, problemas que amenazan nuestra supervivencia, podemos presenciar un altercado violenta entre dos personas en la calle, podemos presenciar un accidente de tráfico con varios muertos, podemos vivir la muerte de una persona querida de nuestro entorno, escuchar historias de abusos, ser conocedores de graves injusticias, y un sin fin de cosas más.

Todas ellas, sin lugar a dudas, son situaciones negativas y oscuras que nos causan miedo, dolor, indefensión, indignación, etc.

Estas circunstancias existen y siempre existirán, eso es algo contra lo que no podemos luchar.

Sin embargo, es necesario saber que cuando esas emociones negativas se apoderan de nosotros, invadiendo nuestro ser de oscuridad aún podemos hacer algo.

¡Sí, podemos hacer algo!

Podemos darnos cuenta de lo que nos sucede, e identificarlo. Ser conscientes de que han sido esas circunstancias y emociones negativas las que han provocado la oscuridad, que nos está inundando.

Para combatir esa oscuridad lo mejor que podemos hacer es buscar en nuestro interior la vela que todos llevamos dentro.

Esa vela que se encuentra encima del estómago, al lado del corazón, justo en el centro del pecho, y encenderla.

Esa vela con la luz suficiente para hacer desaparecer toda la oscuridad, primero de nuestro interior y después de nuestra vida.

Esa vela que se enciende con el amor a la vida y la entrega a este preciso momento, que a fin de cuentas es lo único que tenemos.

Pero no basta solo con encenderla, necesitamos avivarla continuamente con aquello que amamos, con nuestra pasión, nuestro propósito, nuestra contribución al mundo, nuestros seres queridos, nuestras relaciones y todo lo bonito que existe en nuestra vida.

¿Y qué pasa si en algún momento nuestra vela se apaga?

No pasa absolutamente nada, de hecho, todos nosotr@s ya sabemos cómo se enciende.

#Belight #Séluz

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s