Bienvenida Primavera

Es hora de florecer

Se comienza a atisbar la energía creadora de la primavera, el florecimiento de la nueva vida esta cerca.

¿Qué tal si esta primavera pones acción en eso que tanto llevas pensando?

!Si, sí¡ esa idea que llevas pensando muchos meses, incluso años… la que cuando piensas en ella tienes una extraña sensación en las entrañas.

La primavera es el momento propicio para empezar nuevas cosas, nuevos hábitos, nuevas rutinas, nuevos proyectos, nuevas creaciones… nuevas cosas en general.

Nuestros más profundos propósitos, en muchas ocasiones, no pasan de ser representaciones mentales que tras el paso del tiempo se convierten en sueños cada vez más lejanos.

Es algo así, como si consiguiésemos las mejores semillas que existen, las de mayor calidad, y las que dan los mejores frutos, pero no las sembramos nunca.

En lugar de eso, preferimos guardarlas en un tarro de cristal en el rincón más especial de nuestra casa, de cuando en cuando, nos acercamos para observarlas y tomándolas entre las manos con mucho cariño fantaseamos con paladear el dulce sabor de sus frutos.

Este es el momento perfecto para plantar tu semilla especial.

La tierra está perfectamente preparada, las heladas y la nieve se han llevado consigo todos los parásitos, disponemos del agua y de la humedad suficiente para nutrir la semilla hasta hacerla eclosionar, debes guardarla de forma profunda en la tierra para proteger su germinación, aunque no mucho para que el sol pueda llenarla con su energía.

!Todo está preparado¡

Solo faltas tú

Tus ganas

Tu energía

Tu entusiasmo

Tu pasión

Sé que a veces da miedo, que necesitamos plantar muchísimas semillas para obtener algún fruto, o aún peor, que a veces no florece nada, esto también ocurre en la naturaleza, y por más cosechas que se pierdan la madre tierra nunca ha renunciado a la primavera.

Créeme si te digo que muchas veces he sembrado con esmero y todo se ha perdido, pero eso no me hace perder ni un ápice de entusiasmo en mis nuevos desafíos, todo lo contrario, cada vez que planto una semilla lo hago con todo el amor, sé que me llevará su tiempo, que la tendré que cuidar con mucho mimo, que he de seguir un calendario de riego, estar pendiente de la climatología, cuidarme de las plagas, elegir que partes podar, y un largo etcétera, pero sobretodo sé que tendré que tener mucha paciencia y perseverar.

¿Y si después de tanto esfuerzo todo se pierde? No pasa absolutamente nada, nos llevamos todo lo aprendido junto con muchas nuevas experiencias.

Además podemos conseguir buenas conclusiones en las que ahondar durante otoño, permitirlas que vayan tomando su forma en el invierno, y al final en pocos meses podemos volver a sembrar.

Yo ya ando preparada con todos los aperos para la nueva cosecha. ¿Y tú? ¿Te vas a dar el permiso de sembrar tus semillas?

Atrévete, no vaya a ser que de tanto que las guardes se vayan a echar a perder.

Este es el momento idóneo para comenzar, puede que el mundo este esperando unas semillas como las tuyas, tenlo en cuenta.

¡ Bienvenida Primavera!

La chica de la luz

Enciende tu vela interior.

“Miss light” o “La señorita luz” como me decía el otro día en un mensaje un amigo. (Una estupenda persona por cierto)

La chica de la luz a ratos también se apaga, debe ser que las pilas no son alcalinas.

Hablando en serio, es algo normal sentirse apagado en ocasiones, en la vida a menuda nos suceden situaciones que nos dejan en jaque, bien porque las experimentamos nosotros en primera persona, bien porque a veces vemos como les suceden a persona de nuestro alrededor.

Podemos tener problemas de salud, problemas que amenazan nuestra supervivencia, podemos presenciar un altercado violenta entre dos personas en la calle, podemos presenciar un accidente de tráfico con varios muertos, podemos vivir la muerte de una persona querida de nuestro entorno, escuchar historias de abusos, ser conocedores de graves injusticias, y un sin fin de cosas más.

Todas ellas, sin lugar a dudas, son situaciones negativas y oscuras que nos causan miedo, dolor, indefensión, indignación, etc.

Estas circunstancias existen y siempre existirán, eso es algo contra lo que no podemos luchar.

Sin embargo, es necesario saber que cuando esas emociones negativas se apoderan de nosotros, invadiendo nuestro ser de oscuridad aún podemos hacer algo.

¡Sí, podemos hacer algo!

Podemos darnos cuenta de lo que nos sucede, e identificarlo. Ser conscientes de que han sido esas circunstancias y emociones negativas las que han provocado la oscuridad, que nos está inundando.

Para combatir esa oscuridad lo mejor que podemos hacer es buscar en nuestro interior la vela que todos llevamos dentro.

Esa vela que se encuentra encima del estómago, al lado del corazón, justo en el centro del pecho, y encenderla.

Esa vela con la luz suficiente para hacer desaparecer toda la oscuridad, primero de nuestro interior y después de nuestra vida.

Esa vela que se enciende con el amor a la vida y la entrega a este preciso momento, que a fin de cuentas es lo único que tenemos.

Pero no basta solo con encenderla, necesitamos avivarla continuamente con aquello que amamos, con nuestra pasión, nuestro propósito, nuestra contribución al mundo, nuestros seres queridos, nuestras relaciones y todo lo bonito que existe en nuestra vida.

¿Y qué pasa si en algún momento nuestra vela se apaga?

No pasa absolutamente nada, de hecho, todos nosotr@s ya sabemos cómo se enciende.

#Belight #Séluz

La primavera está cerca…

la primavera está cerca

🍃Tranquilo el invierno no durará para siempre …🍃

La primavera está a la vuelta de la esquina.🌷

Lo sé, te lo prometo.💜

Martes de metáforas…

✨ Feliz semana✨

Amor

“Tu tarea no es buscar el amor,sino buscar y encontrar las barreras dentro de ti mismo que has construido contra él”.
Rumi (poeta y místico sufí)

¿Por qué no celebramos el día de los enamorados a nuestra manera?

Yo propongo que hoy nos amemos mucho a nosotros mismos y que nos permitamos ser amados de forma genuina por las personas que nos rodean.

💜 Mucho amor para todos 💜🌏✨


Fiel compañera de vida

 

Ante ella la soberbia se disuelve

la riqueza insignificante se vuelve.

A veces dulce, a veces amarga,

a veces pronta, a veces longeva,

a veces rápida, a veces lenta,

a veces violenta,

a veces esperada, a veces por el miedo acompañada,

De un disparo o natural,

siempre ha existido y siempre existirá.

Nadie la supera y nadie se la  perderá.

Siempre amiga de la vida,

último destino de esta será.

La muerte fiel compañera de vida.


 

“Ser consciente de que nuestro tiempo es limitado, es nuestro mayor motor para vivir la vida plenamente.”

Namasté.♥

Celebrando el solsticio de Invierno

WINTER IS COMING …

El invierno comienza, también la navidad, y el final de año esta a la vuelta de la esquina…

Hoy 21 de Diciembre de 2017, hemos tenido el día más corto y la noche más larga del año en el hemisferio norte. Esto es debido al fenómeno astronómico  conocido como el solsticio de invierno que marca el inicio de la estación.

Desde tiempos remotos, han existido celebraciones del solsticio de invierno, nuestros ancestros estaban muy pendientes de como la disposición de los astros influía en la naturaleza y marcaba el cambio de las estaciones.

Los pueblos celtas honraban de forma especial esta fecha,también los pueblos nórdicos con la celebración  de Yule, o los pueblos indígenas de latino américa, como los Incas y los Mayas.

Estas festividades se realizaban para honrar a la naturaleza, que tras una breve y fría pausa invernal, se renueva y comienza a gestar poco a poco a la fértil  primavera.

A partir de este momento, los días  comenzarán a ser cada vez más largos y las horas de luz aumentarán poco a poco.

Los romanos también celebraban esta fecha,  “el día que la luz ganaba la batalla a las tinieblas”.

Incluso se piensa, que se ha situado la fecha del nacimiento de Jesús para los cristianos (fecha que se sitúa en la madrugada del 24 al 25 de diciembre), para hacerla coincidir  con  el solsticio  de invierno del hemisferio norte que puede variar de entre el día 20 y al día 25 de diciembre según el año.

Y no sería de extrañar pues, en navidad se honra y celebra el nacimiento de Jesús, el que trae la luz y la esperanza al mundo.

Por todo ello, creo que hay más similitudes que diferencias entre lo que unas y otras tradiciones celebran, lo esencial para mí es que todas  honran y celebran  la vida, la luz, la esperanza y el amor.

Hoy muchas personas alrededor del mundo dan la bienvenida al espíritu de la navidad, al solsticio de invierno, a la festividad de Yule, etc.  Dejando atrás las tinieblas como los romanos, dejamos morir lo que no sirve y nos preparamos para el nuevo ciclo con el renacer de la naturaleza. Este proceso se expresa de forma sabia en el libro del Tao Te Ching , de Lao Tse.

” Si quieres renacer, acepta primero morir.”

Y aquí me encuentro a la una de esta oscura madrugada pensando que quiero dejar atrás, y dando la bienvenida denuevo a la luz, con un té de naranjo y jengibre bien caliente, en mi amada taza de ”Hogwarts”, mientras pienso en el próximo ciclo con una vela de olor a mandarina encendida a la que le he puesto alrededor una ornamentación de  muérdago, muy navideño, que  remonta sus orígenes a las celebraciones  de Yule, en frente de mi tengo mi árbol de navidad iluminado, tradición que comenzó para honrar a la naturaleza.

Así soy… Siempre me apuntaré a celebrar la luz y el poder del amor.

Feliz solsticio de invierno a todos, que el espíritu de la navidad llene de calor vuestros hogares, que la luz ilumine vuestro corazón, esta es mi peculiar manera de celebrar el solsticio, cuéntame ¿Tienes tú alguna forma diferente?.

 

 

 

Mamá quiero ser bruja

– ¡ Mamá esta noche quiero convertirme en una bruja! 

РNo te asustes, d̩jame explicarte.

Me encantaría convertirme en una  bruja, pero no una bruja como las que pintan en los cuentos, con un largo sombrero de pico, una gran nariz con su verruga, uñas largas, piel verdusca, cabello electrocutado, y risa malévola, que como única compañía tiene un gato negro, y  viaja en escoba.

No quiero ser una bruja de esas, mamá, no te preocupes.

Aunque he de confesar  que me atrae la posibilidad de viajar en escoba, pues es un medio de transporte muy ecológico, además estoy segura de que el carril escoba estará menos saturado por el tráfico loco de la ciudad.

Pero no son a esas brujas a las que me gustaría parecerme, me gustaría ser una bruja de las de verdad, de esas que la inquisición perseguía y sentenciaba a la hoguera.

Mujeres que tenían una gran sabiduría milenaria, transmitida de generación en generación, con grandes conocimientos de la madre tierra, y de los ciclos de la vida.

Mujeres, porque desconozco si hubo algún caso de hombre condenado por brujo, pero la inmensa mayoría fueron mujeres.

Mujeres sabias, empoderadas e importantes para su comunidad, por ello  la inquisición las temía y perseguía.

 

Mujeres como las celtas que practicaban ritos paganos de adoración y gratitud a la naturaleza, en los solsticios de invierno y de verano, que podían predecir desastres naturales, sanar enfermedades con ungüentos y brebajes, hacer de matronas, y un sin fin de dones más.

Todo ello era posible gracias a una profunda y milenaria comprensión  de la naturaleza.

Acusadas por ello de brujas, hechiceras, novias del diablo, sometidas a crueles torturas para conseguir su confesión, para una vez juzgadas como brujas ser quemadas en la hoguera, lenta y dolorosamente.

Una de las pruebas a las que eran sometidas para confirmar si eran brujas o no, era atarlas y llenarlas los bolsos con piedras, después las arrojaban a un lago, si se hundían, eran inocentes, si sobrevivían, eran brujas y se las condenaba a la hoguera, sea como fuere su destino era la muerte.

¿Por qué en la hoguera y no en la orca? Porque la hoguera produce una muerte más cruel y dolorosa, que estipulaban serviría para amedrentar a las demás mujeres, en especial a las más jóvenes, de su iniciación en el conocimiento de la madre tierra.

En la época actual vivimos desconectados de la madre naturaleza, miles de personas habitan sus cuerpos sin entenderlos, los alimentan sin nutrirlos, ignorando y despreciando mucha de la cultura popular, subestimando el poder de la naturaleza, viviendo los ciclos de la vida sin ni siquiera ser conscientes de ellos, alienados, con conocimientos varios pero ignorando la verdadera sabiduría.

La caza de brujas  interrumpió la transmisión de este conocimiento ancestral que se transmitía de generación en generación,y a través del miedo desempoderó a la mujer.

Por ello esta noche de brujas, me gustaría sentirme más bruja que nunca.

¡ MAMÁ QUIERO SER BRUJA!