La chica de la luz

Enciende tu vela interior.

“Miss light” o “La señorita luz” como me decía el otro día en un mensaje un amigo. (Una estupenda persona por cierto)

La chica de la luz a ratos también se apaga, debe ser que las pilas no son alcalinas.

Hablando en serio, es algo normal sentirse apagado en ocasiones, en la vida a menuda nos suceden situaciones que nos dejan en jaque, bien porque las experimentamos nosotros en primera persona, bien porque a veces vemos como les suceden a persona de nuestro alrededor.

Podemos tener problemas de salud, problemas que amenazan nuestra supervivencia, podemos presenciar un altercado violenta entre dos personas en la calle, podemos presenciar un accidente de tráfico con varios muertos, podemos vivir la muerte de una persona querida de nuestro entorno, escuchar historias de abusos, ser conocedores de graves injusticias, y un sin fin de cosas más.

Todas ellas, sin lugar a dudas, son situaciones negativas y oscuras que nos causan miedo, dolor, indefensión, indignación, etc.

Estas circunstancias existen y siempre existirán, eso es algo contra lo que no podemos luchar.

Sin embargo, es necesario saber que cuando esas emociones negativas se apoderan de nosotros, invadiendo nuestro ser de oscuridad aún podemos hacer algo.

¡Sí, podemos hacer algo!

Podemos darnos cuenta de lo que nos sucede, e identificarlo. Ser conscientes de que han sido esas circunstancias y emociones negativas las que han provocado la oscuridad, que nos está inundando.

Para combatir esa oscuridad lo mejor que podemos hacer es buscar en nuestro interior la vela que todos llevamos dentro.

Esa vela que se encuentra encima del estómago, al lado del corazón, justo en el centro del pecho, y encenderla.

Esa vela con la luz suficiente para hacer desaparecer toda la oscuridad, primero de nuestro interior y después de nuestra vida.

Esa vela que se enciende con el amor a la vida y la entrega a este preciso momento, que a fin de cuentas es lo único que tenemos.

Pero no basta solo con encenderla, necesitamos avivarla continuamente con aquello que amamos, con nuestra pasión, nuestro propósito, nuestra contribución al mundo, nuestros seres queridos, nuestras relaciones y todo lo bonito que existe en nuestra vida.

¿Y qué pasa si en algún momento nuestra vela se apaga?

No pasa absolutamente nada, de hecho, todos nosotr@s ya sabemos cómo se enciende.

#Belight #Séluz

Celebrando el solsticio de Invierno

WINTER IS COMING …

El invierno comienza, también la navidad, y el final de año esta a la vuelta de la esquina…

Hoy 21 de Diciembre de 2017, hemos tenido el día más corto y la noche más larga del año en el hemisferio norte. Esto es debido al fenómeno astronómico  conocido como el solsticio de invierno que marca el inicio de la estación.

Desde tiempos remotos, han existido celebraciones del solsticio de invierno, nuestros ancestros estaban muy pendientes de como la disposición de los astros influía en la naturaleza y marcaba el cambio de las estaciones.

Los pueblos celtas honraban de forma especial esta fecha,también los pueblos nórdicos con la celebración  de Yule, o los pueblos indígenas de latino américa, como los Incas y los Mayas.

Estas festividades se realizaban para honrar a la naturaleza, que tras una breve y fría pausa invernal, se renueva y comienza a gestar poco a poco a la fértil  primavera.

A partir de este momento, los días  comenzarán a ser cada vez más largos y las horas de luz aumentarán poco a poco.

Los romanos también celebraban esta fecha,  “el día que la luz ganaba la batalla a las tinieblas”.

Incluso se piensa, que se ha situado la fecha del nacimiento de Jesús para los cristianos (fecha que se sitúa en la madrugada del 24 al 25 de diciembre), para hacerla coincidir  con  el solsticio  de invierno del hemisferio norte que puede variar de entre el día 20 y al día 25 de diciembre según el año.

Y no sería de extrañar pues, en navidad se honra y celebra el nacimiento de Jesús, el que trae la luz y la esperanza al mundo.

Por todo ello, creo que hay más similitudes que diferencias entre lo que unas y otras tradiciones celebran, lo esencial para mí es que todas  honran y celebran  la vida, la luz, la esperanza y el amor.

Hoy muchas personas alrededor del mundo dan la bienvenida al espíritu de la navidad, al solsticio de invierno, a la festividad de Yule, etc.  Dejando atrás las tinieblas como los romanos, dejamos morir lo que no sirve y nos preparamos para el nuevo ciclo con el renacer de la naturaleza. Este proceso se expresa de forma sabia en el libro del Tao Te Ching , de Lao Tse.

” Si quieres renacer, acepta primero morir.”

Y aquí me encuentro a la una de esta oscura madrugada pensando que quiero dejar atrás, y dando la bienvenida denuevo a la luz, con un té de naranjo y jengibre bien caliente, en mi amada taza de ”Hogwarts”, mientras pienso en el próximo ciclo con una vela de olor a mandarina encendida a la que le he puesto alrededor una ornamentación de  muérdago, muy navideño, que  remonta sus orígenes a las celebraciones  de Yule, en frente de mi tengo mi árbol de navidad iluminado, tradición que comenzó para honrar a la naturaleza.

Así soy… Siempre me apuntaré a celebrar la luz y el poder del amor.

Feliz solsticio de invierno a todos, que el espíritu de la navidad llene de calor vuestros hogares, que la luz ilumine vuestro corazón, esta es mi peculiar manera de celebrar el solsticio, cuéntame ¿Tienes tú alguna forma diferente?.