Hay salida a la Violencia de G√©nero.

” El cre√≠a que ella le pertenec√≠a,

ella se había olvidado

,ya,hasta de creer.

Desde hacía un tiempo atrás,

ella no sabía en que creer, en que pensar.

Era, sin ser en ella,

mal viviendo como quer√≠a √©l…

!Y por fin comprendió que eso no era amor!

Decidió que no podía seguir viviendo con esa condena

se armó de valor, tomó el teléfono y le denunció.

Mientras su corazón débilmente le susurraba,

sabes que es él quién debería estar en prisión.

Tus sonrisas humilladas

buscan ser rescatadas,

tu amor propio vilipendiado

busca ser restaurado.

Abrazando tu propia vida

rumbo a la libertad,

serena y convencida,

con un billete de tren solo de ida.

Has decidido vivir sin temor,

dejando el miedo en el pasado.

Quieres volver a sentir amor

y tranquilidad a tu lado.

Tu corazón con violencia marchitado

timidamente vuelve a florecer

el sufrimiento ha terminado,

la felicidad esta muy lejos de él.


Luchemos juntos contra la violencia de género.

Solo en Espa√Īa este a√Īo, han sido asesinadas por sus parejas 50 mujeres y 5 hijos/as, en otros pa√ćses la situaci√≥n es mucho peor.

Y no solo las agresiones físicas son violencia género, existen otros tipos de violencia psicológica, sexual, económica, social, que van cada vez más en aumento.

La superación de este lastre social, pasa por la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, el empoderamiento femenino, y la ayuda a las víctimas por parte de las instituciones y la sociedad civil, así como la sensibilización con el problema de la sociedad en su conjunto.

Luchemos juntos por  la  eliminación de la violencia la mujer.

Por que la violencia de género es cosa de todos.


Si crees que necesitas ayuda:

Enlace de información sobre la ayuda institucional.

Teléfono gratuito para víctimas de violencia de género: 016.

Teléfono gratuito de ayuda a los menores: 116.

Pide ayuda no est√°s sola.

 

 

Mam√° quiero ser bruja

Р¡ Mamá esta noche quiero convertirme en una bruja! 

РNo te asustes, déjame explicarte.

Me encantar√≠a convertirme en una¬† bruja, pero no una bruja como las que pintan en los cuentos, con un largo sombrero de pico, una gran nariz con su verruga, u√Īas largas, piel verdusca, cabello electrocutado, y risa mal√©vola, que como √ļnica compa√Ī√≠a tiene un gato negro, y ¬†viaja en escoba.

No quiero ser una bruja de esas, mam√°, no te preocupes.

Aunque he de confesar  que me atrae la posibilidad de viajar en escoba, pues es un medio de transporte muy ecológico, además estoy segura de que el carril escoba estará menos saturado por el tráfico loco de la ciudad.

Pero no son a esas brujas a las que me gustaría parecerme, me gustaría ser una bruja de las de verdad, de esas que la inquisición perseguía y sentenciaba a la hoguera.

Mujeres que tenían una gran sabiduría milenaria, transmitida de generación en generación, con grandes conocimientos de la madre tierra, y de los ciclos de la vida.

Mujeres, porque desconozco si hubo alg√ļn caso de hombre condenado por brujo, pero la inmensa mayor√≠a fueron mujeres.

Mujeres sabias, empoderadas e importantes para su comunidad, por ello  la inquisición las temía y perseguía.

 

Mujeres como las celtas que practicaban ritos paganos de adoraci√≥n y gratitud a la naturaleza, en los solsticios de invierno y de verano, que pod√≠an predecir desastres naturales, sanar enfermedades con ung√ľentos y brebajes, hacer de matronas, y un sin fin de dones m√°s.

Todo ello era posible gracias a una profunda y milenaria comprensión  de la naturaleza.

Acusadas por ello de brujas, hechiceras, novias del diablo, sometidas a crueles torturas para conseguir su confesión, para una vez juzgadas como brujas ser quemadas en la hoguera, lenta y dolorosamente.

Una de las pruebas a las que eran sometidas para confirmar si eran brujas o no, era atarlas y llenarlas los bolsos con piedras, después las arrojaban a un lago, si se hundían, eran inocentes, si sobrevivían, eran brujas y se las condenaba a la hoguera, sea como fuere su destino era la muerte.

¬ŅPor qu√© en la hoguera y no en la orca? Porque la hoguera produce una muerte m√°s cruel y dolorosa, que estipulaban servir√≠a para amedrentar a las dem√°s mujeres, en especial a las m√°s j√≥venes, de su iniciaci√≥n en el conocimiento de la madre tierra.

En la época actual vivimos desconectados de la madre naturaleza, miles de personas habitan sus cuerpos sin entenderlos, los alimentan sin nutrirlos, ignorando y despreciando mucha de la cultura popular, subestimando el poder de la naturaleza, viviendo los ciclos de la vida sin ni siquiera ser conscientes de ellos, alienados, con conocimientos varios pero ignorando la verdadera sabiduría.

La caza de brujas  interrumpió la transmisión de este conocimiento ancestral que se transmitía de generación en generación,y a través del miedo desempoderó a la mujer.

Por ello esta noche de brujas, me gustaría sentirme más bruja que nunca.

¬° MAM√Ā QUIERO SER BRUJA!

Valiente decisión.

 

” El cre√≠a que ella le pertenec√≠a,
ella se había olvidado ,ya,hasta de creer.

Desde hacía un tiempo atrás,
ella no sabía en que creer, en que pensar.

Era, sin ser en ella,
mal viviendo como quería él.

!Y por fin comprendió
que eso no era amor!

Decidió que no podía seguir viviendo con esa condena
se armó de valor tomó el teléfono y le denunció
mientras su corazón débilmente le susurraba,

sabes que es √©l quien deber√≠a estar en prisi√≥n”


 

Todos unidos contra la violencia machista.

Si crees que necesitas ayuda:

Enlace de información sobre la ayuda institucional.

Teléfono gratuito para víctimas de violencia de género: 016.

Teléfono gratuito de ayuda a menores: 116.

Denuncia, no estas sola.

No es amor.

Si hay violencia, no hay amor.

 

” Y finalmente, ella comprendi√≥,

que eso NO era amor”

 


La violencia de género es cosa de todos.

Si crees que necesitas ayuda:

Enlace de información sobre la ayuda institucional a las víctimas.

Teléfono gratuito para víctimas de violencia de género : 016.

Tel√©fono gratuito para ni√Īos y adolescentes : 116

Por una sociedad libre de violencia contra las mujeres.

Unidos contra la Violencia de G√©nero.


 

” El cre√≠a que ella le pertenec√≠a,

ella se hab√≠a olvidado, ya,¬† hasta de creer”

 


   

La violencia de género es cosa de todos.

Si crees que necesitas ayuda:

Enlace de información sobre ayuda institucional contra la violencia de género.

Teléfono gratuito para víctimas de violencia de género: 016

Tel√©fono gratuito para la protecci√≥n de ni√Īos y adolescentes: 116

Desde hoy, hasta el 25 de noviembre, d√≠a mundial contra la violencia de g√©nero, traer√© cada mi√©rcoles un peque√Īo post¬† que juntos conforman una breve historia. Con el fin de poner mi granito de arena para sensibilizar a la poblaci√≥n, acerca de esta lacra que afecta a la sociedad en conjunto.

Luchemos juntos por la eliminación de la violencia contra las mujeres.